Segunda etapa

Retomo el blog, ahora, después de algo más de un año en que publiqué la última entrada. Durante este tiempo han pasado muchas cosas y, por eso, también el enfoque de esta bitácora tal como fue concebido en su momento tiene sentido pero, a la vez, necesita una pequeña revisión.

Tal y como explicaba en la última entrada de enero de 2014 me fui a trabajar fuera de España. Sigue leyendo

Una persona más, un número menos

A partir de hoy soy una persona más que ha decidido hacer su maleta y marcharse de España y también un número menos en el paro.

Esas listas y esos números de los que les gusta tanto presumir al Gobierno cuando bajan de la misma forma que no le gusta contextualizar ni explicarlos:

Sigue leyendo

Recuento

Agosto, verano, ese mes a mitad de las vacaciones que regala su calor abrasador y que a la vez recuerda que septiembre está a la vuelta de la esquina. Se acerca el fin de los días soleados, de pasar horas y más horas en la calle, para dejar paso al frío del invierno gris y las tardes de peli y manta en casa.

La temporada estival es también el momento perfecto para hacer balance. Estamos, aproximadamente, en el ecuador del año. Es el momento perfecto de pararnos a reflexionar. Sigue leyendo

La sociedad de la incomunicación

El otro día mientas estaba desayunando en un bar me fijé en una situación bastante curiosa: un grupo de chicos que rondaban los 25 años de edad entraron, se sentaron y no volví a reparar en ellos hasta que me di cuenta de lo callados que estaban. Estaba de espaldas a su mesa y no sabía si se habían ido o no. Cuando me giré para comprobarlo efectivamente seguían allí los tres.

Sigue leyendo

Mujeres y trabajadoras

El pasado viernes 8 de marzo fue el Día Internacional de la Mujer. Y es ahora, pasados unos días, fuera del paraguas de los actos institucionales y de partidos o de los movimientos feministas y contrarios, cuando quiero hacer una pequeña reflexión sobre el tema.

En un día como este las agendas de instituciones, asociaciones, colegios, grupos… giraron en torno al tema del día. Hicieron actividades para homenajear a las mujeres. Porque sí. Porque era nuestro día. Y porque ya desde varios días antes la agenda de los medios de comunicación nos lo venía recordando con antelación: se colaban piezas recordándonos que el viernes se haría tal o cual acto en honor del día de la mujer. En muchos partidos y también políticos a título individual se sumaron al homenaje, que les sirvió, supongo para anotarse unos cuantos puntos. Pero pasó el día y pasaron todas las buenas palabras y solo quedan las fotos sonrientes.

Sigue leyendo