El derrumbe

A Juan le llevaron al hospital porque decidieron que no estaba en condiciones de estar solo por la calle y mucho menos después del derrumbe de aquel edificio. Los vecinos eran conscientes de la cara de desconcierto que tenía el desconocido y que le impedía articular palabra. Normal. Comprendieron enseguida que había estado a punto de ser aplastado por el edificio. Posiblemente iba a visitar a alguien. Lo más probable a los del cuarto porque a los habitantes del resto del bloque los conocían de sobra. Habituales del barrio de toda la vida, era difícil que recibieran visitas de extraños.

Sigue Leyendo