La sociedad de la incomunicación

El otro día mientas estaba desayunando en un bar me fijé en una situación bastante curiosa: un grupo de chicos que rondaban los 25 años de edad entraron, se sentaron y no volví a reparar en ellos hasta que me di cuenta de lo callados que estaban. Estaba de espaldas a su mesa y no sabía si se habían ido o no. Cuando me giré para comprobarlo efectivamente seguían allí los tres.

Sigue leyendo

Anuncios

El derrumbe

A Juan le llevaron al hospital porque decidieron que no estaba en condiciones de estar solo por la calle y mucho menos después del derrumbe de aquel edificio. Los vecinos eran conscientes de la cara de desconcierto que tenía el desconocido y que le impedía articular palabra. Normal. Comprendieron enseguida que había estado a punto de ser aplastado por el edificio. Posiblemente iba a visitar a alguien. Lo más probable a los del cuarto porque a los habitantes del resto del bloque los conocían de sobra. Habituales del barrio de toda la vida, era difícil que recibieran visitas de extraños.

Sigue Leyendo