La foto falsa de Hugo Chávez entubado

En el día de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, nos hemos encontrado con la noticia de una supuesta foto de Hugo Chávez entubado en un hospital, presumiblemente en Cuba en donde se lleva tratando los últimos meses del cáncer que padece.

La fotografía en cuestión apareció publicada en la página web de El País y también hubiese sido publicada en la versión impresa del diario de hoy de no haber sido porque, según sus propias palabras, lograron “constatar que la imagen ofrecida no correspondía a Chávez”, tal y como explica el diario, tras lo cual se retiró la instantánea tanto de la página de Internet como los ejemplares impresos del periódico que la contenían.

Sobre la misma foto, comentaba Pedro J. Ramírez anoche en su Twitter que en El Mundo, periódico que dirige, habían decidido no publicar la instantánea, todo esto antes de saberse que la misma era falsa. Y a lo largo del día de hoy han relatado cómo la misma imagen se les ofreció y la sucesión de los hechos para decidir finalmente descartarla.

En este caso en El Mundo acertaron con su decisión y, sin embargo, en El País cometieron un error de bulto. Error que les ha valido entre otras cosas para ser Trending Topic en Twitter, en donde se han podido leer todo tipo de bromas por creerse el valor de una foto sin comprobar su veracidad y críticas de todo tipo también fuera de las redes sociales.

Como decía más arriba, resulta irónico que pase algo así en el día de los periodistas. Es especialmente significativo que ni si quiera en el día en que se supone que celebramos nuestro patrón no deje de ser noticia por una razón negativa un medio de comunicación. Aunque he de reconocer que se agradece que no haya sido por despidos de compañeros.

Es triste que un diario nacional de información general publique noticias de este tipo que ponen de manifiesto la situación real del sector, por si nos quedaba alguna duda. En donde se publica una foto en la web sin estar cien por cien seguros de la veracidad de la misma, solo para poder tener una exclusiva. Y en este caso ha sido el tema del día porque ha salido mal, ha resultado no ser cierta y le han llovido las críticas y los chistes pero si se hubiese confirmado su veracidad simplemente se habría hablado de que consiguieron la exclusiva y todos tan contentos.

El error de hoy subraya la forma de actuar en el periodismo que se hace hoy en día importa publicar rápido y no se tiene en cuenta una de las máxima del periodismo: contrastar, contrastar y contrastar.

Tanto los periodistas como las empresas para las que trabajan deberían de tener como máxima de obligado cumplimiento:no publicar lo que no se sabe seguro que es cierto y contrastras las informaciones con diferentes fuentes para ponderar así el valor y veracidad de lo que manejamos. No hay que olvidar que si una noticia no es cierta ya no es noticia, pasamos a otro género: la ficción.

Precisamente las prisas por publicar se están convirtiendo en una de las principales características del periodismo en la actualidad y supongo que esta fue la razón que les llevó a publicar la foto sin tener la certeza absoluta de su veracidad. Las redes sociales han impuesto un ritmo vertiginoso de trabajo al ritmo de trabajo ya de por sí rápido en un medio. Por cierto, en la última noticia aclaratoria, y mucho más extensa que la primera, sobre el tema del día explican en El País que se dieron cuenta de que la foto era falsa por las redes sociales.

No quiero detenerme más en este punto sobre la comprobación de la autenticidad del documento porque ya es algo de lo que se ha hablado a lo largo del día y sí quiero tocar un segundo tema sobre la foto en cuestión del que no he oído hablar: publicar fotos de una persona (conocida o no) en esas circunstancias.

La imagen muestra a una persona en una situación que, en mi opinión, no debería mostrarse. Se debería respetar el derecho a la privacidad, sea la persona quien sea, conocida o no. La fotografía muestra a una persona entubada, no hace falta explicar mucho más para saber que es un momento delicado de la vida de alguien y que pertenece especialmente al ámbito de la intimidad.

Como periodista entiendo y reconozco el valor de una instantánea del presidente de Venezuela en esas circunstancias y la importancia política que tienen, especialmente en su país su país, en donde estuvo ausente en su toma de posesión el pasado 10 de enero tras las últimas elecciones presidenciales.

Sin empargo, opino que en circunstancias de este tipo debería prevalecer el derecho a la intimidad de la persona, sea quien sea, famoso o no, en unos momentos especialmente vulnerables.

En este caso el problema es que de haber sido cierta la fototrafía se hubiese convertido en uno de los pocos documentos gráficos que existen de Hugo Chávez durante su convalencencia en los últimos meses, de ahí su gran valor informativo. Ya que se mantiene tanto desde Venezuela como desde Cuba un mutismo prácticamente absoluto sobre su estado.

Supongo que podría abrirse un debate sobre qué es más importante en una situación así el valor informativo de la imagen o la intimidad de la persona. Yo creo que una misma información se puede decir de muchas formas diferentes y por eso no la utilizaré para ilustrar esta entrada. Si quieren verla, si es que a estas alturas del día aún no la han visto, no tiene más que buscar en Google.

Autora: Elsa Manzano Elena

@elsu_elena

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s